17 de diciembre de 2011

Langostino en crujiente de parmesano con crema de pimientos del piquillo


La receta de hoy es un entrante que deja con la boca abierta.
La suavidad de la crema de pimientos del piquillo con la brocheta de los langostinos hace un contraste espectacular.

Ingredientes para 4 personas

  • 1/2 bote de pimientos del piquillo
  • 1/2 bote de queso Philadelphia
  • 1 vaso de caldo de pollo
  • 2 ajos
  • Pimientos ahumado de la Vera
  • Ron
  • 8 langostinos crudos
  • Queso parmesano
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Cebollino
  • Brochetas para los langostinos

Antes de comenzar a preparar la crema, trituraremos el queso parmesano para dejarlo lo mas fino posible. Es recomendable hacerlo con un bloque de parmesano y triturarlo en la Termomix o similares.
Cuando tengamos el polvo de parmesano, lo ponemos sobre papel de horno y a 80 grados, lo hornearemos unos 30-40 minutos.

Mientras, seguimos con la crema de pimientos. Para ello ponemos en una cazuela unas 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y los dos ajos pelados y laminados.

A fuego medio, esperamos hasta que se empiecen a dorar los ajos y añadiremos los pimientos del piquillo.
Dejaremos unos 10 minutos que los pimientos se confiten a fuego suave y a continuación añadiremos un chorrito de Ron o Brandy.

Cuando el alcohol se haya evaporado, añadimos la media tarrina de quedo Philadelphia y cuando se haya mezclado bien, el vaso de caldo de pollo y lo dejamos a fuego suave durante 30 minutos aproximadamente.
Si transcurrido el tiempo vemos que esta muy espeso podemos añadir un choro de caldo y dejar otros 5 minutos.
Retiramos de la olla y lo metemos en la batidora hasta que consigamos una crema lo mas suave posible y reservamos para luego.

El siguiente paso es preparar las brochetas de langostinos.

Primero, retiraremos el queso parmesano que hemos horneado y lo volveremos a deshacer en polvos, simplemente con la mano lo conseguiremos.
Cogemos las brochetas y pinchamos los langostinos individualmente. Cuando los tengamos, los rebozamos en el queso parmesano, intentando que quede una maza homogénea alrededor del langostino y en una sartén con el fondo de aceite los freímos.

Cuando los tengamos todos listos, cogemos unos vasos de chupito o similar y vertimos la crema de pimientos del piquillo fría o templada y a continuación dos langostinos con el crujiente de langostino.

El ultimo paso sera picar cebollino y poner un poco sobre la crema y una gota de aceite mezclada con pimentón ahumado de la Vera.


A disfrutar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada